El  armario de margot

Von admin, 16. Dezember 2022

El  armario de margot

Esta es la triste historia de Margot, y como consiguió su armario de manera extraordinaria.

 

Margot nació después de la segunda guerra mundial en Bélgica. Los primeros 4 anos de su vida fue feliz con sus hermanos. Pero ocurrió una desgracia. Se cayo del columpio donde jugaba y se golpeo la cabeza. A partir de ese momento le costaba trabajo concentrarse y fue declarada minusválida. Pero no lo era, solo le costaba un poco mas des esfuerzo aprender. Hoy en día se diría border line.

Sus padres la metieron en un internado, al principio iban a verla todas las semanas. Luego la madre se quedo embarazada y poco a poco la olvidaron. Creció sola en un internado para gente con problemas mentales.

Cuando se hizo mujer se empezó a interesar por los hombres. Y se enamoró de un enfermero maduro y guapo. Todo parecía un cuento de hadas. Se casaron y ella abandono el internado para vivir con su marido.

Entonces comenzó su segunda prisión que duro veinte años. El enfermero guapo era un loco posesivo y aprovechando su amor la encerró en la casa y no le dejaba ver a nadie. También la pegaba, pero no en la cara, sino en el cuerpo para que no se viera. Margot no tenía amigos, apenas salía de casa. Solo se saludaba con dos vecinos, una familia belga y otra familia pakistaní.

Un día el enfermero olvido cerrar la puerta con llave, como siempre hacía. Y Margot se escapó. Primero pido ayuda a la familia belga y no quisieron hacer nada.

Luego llamo a la puerta de los pakistaníes y ellos si la escucharon. Vieron los golpes y con dificultades la entendieron lo que contaba. Luego la llevaron a la policía que no la creyeron. Miraron los antecedentes del enfermero y no vieron nada especial.

Margot tuvo miedo y se escapó. Vivió varios meses en la calle como una indigente hasta que un día se encontró por casualidad con la familia pakistaní. Estos la volvieron a ayudar y la llevaron a los servicios sociales. A las pocas semanas le dieron un pequeño apartamento para ella sola.

Todo un sueno después de vivir dos veces en una prisión y luego en la calle.

Un día paseaba por el centro de la ciudad cuando vio una óptica. Entro y pregunto si le podían arreglar las gafas. La tenia desde hace más de 10 años y estaban rotas pegadas con cinta aislante. La oculista fue muy amable y le pido si quería graduarse la vista gratuitamente.

Margot acepto. Entonces la óptica se dio cuenta que no podía leer las letras porque Margot no sabia leer. Algo normal pues nunca fue a la escuela. Sherezade, el nombre de la óptica, se apiado de ella y la regalo las gafas. Pero antes de irse la pregunto si necesitaba algo para su pequeño apartamento que necesitara de verdad.

Margot dijo que ya tenia un microondas, pero la vendría muy bien un armario grande para guardar toda su ropa.

Sherezade prometió que en un mes tendría su armario. Y así comenzó la tremenda odisea del armario de Margot.

 

 

Primero pensó en comprar un armario de Ikea. Encontró uno barato pero era muy complicado subirlo y montarlo en la casa. Margot era ya mayor y no entendía las instrucciones. Entonces busco Sherezade por internet y encontró un armario bonito a buen precio. El propietario se lo reservo. Pero a los dos días, le llamo para decir que ya lo había vendido.

Sherezade estaba Trieste y siguió buscando. El destino quiso que encontrara otro armario precioso, solo a dos calles de donde vivía la viejecita. No había tiempo que perder, busco a Margot en coche y fueron a la búsqueda del armario.

Cuando llego al número 77 calle de la esperanza se encontró con un camión grande de mudanzas. Fue como una revelación. Le imploro al conductor que la ayudara y estuvo de acuerdo. Sus dos hijos le harían el favor y llevarían el armario hasta el 3 piso donde vivía Margot.

Sherezade sono a la puerta y nada. Nadie abría. Empezaba a desesperar cuando vio unos muebles enfrente del portal 79. Tuvo otra revelación y sonó a la puerta de la otra casa. Si. Era allí, el señor se había equivocado al dar el número.

Subieron a la planta donde estaba el armario, un gran armario de madera maciza. Era complicado de desmontar pero se podía sacar con mucho cuidado. Pero necesitaban a mas gente para ayudar. Margot llamo a su amigo pakistaní el cual vino con dos primos.

Allí estaban todos, empujando el armario y bajándolo por las escaleras. Luego lo sacaron a la calle y bloquearon el tráfico. Vino la policía a ponerles una multa, pero se apiadaron de la viejecita margot que estaba sentada en el coche agotada.

Hasta la policía les ayudo a subir el enorme armario a la furgoneta y les escolto hasta la casa de Margot. Subir el armario hasta el tercer piso donde vivía Margot no fue fácil. Pero entra tanta gente lo lograron.

El armario de Margot no costo nada. El dueño no quiso pedir dinero y el transportista improvisado y sus dos hijos tampoco. También se ahorraron la multa que los policías no quisieron poner.

El famoso y pesado armario era blanco como quería Margot. Y en cierta manera le trajo suerte.  Las pocas semanas conoció a un apuesto caballero que la invitaba a comer. La pobre Margot se empezó a enamorar. Ella no había tenido amor en su vida. Sus padres la habían abandonado y luego vivió largos años con un maltratador.

Tenía derecho a encontrar su príncipe azul. Y lo tuvo, pero de una manera irónica. Quizás fue el armario, nadie sabe que hay dentro, o sale de dentro del armario.

Y llego la gran decepción. Su galán confeso que amaba su compañía, pero no podía ir más lejos en una relación. Era gay. Era la primera vez que se lo confesaba a una mujer. Margot no encontró su marido, pero si un amigo que salió del armario.

Kommentare